Consumo moderado de bebidas alcohólicas

Cuidado con los brindis

QMD29/12/2017

Cuidado con los brindis

En las celebraciones que acompañan estas fechas, sobre todo en Nochevieja, el alcohol está presente en la mesa: cervezas, vino, licores y destilados (ginebra, ron, whisky…). ¿Cómo reconocer los primeros síntomas de la ingesta de etílicos? Los efectos más rápidos comienzan a sentirse a la media hora de beber y producen cierta sensación de euforia y relajación. Otros síntomas responden a una reducción de reflejos, falta de coordinación, visión borrosa, dificultad al hablar y una reducción de la capacidad de reacción.
¿Cuál es el límite de alcohol?
La Organización Mundial de la Salud (OMS), para unificar criterios, estableció como medida de consumo la Unidad de Bebida Estándar (UBE), es decir una consumición, que contiene entre 8 y 13 gramos de alcohol. En personas con el hígado sano, se puede metabolizar una bebida de este tipo en una hora o hora y media. El consumo medio de alcohol por persona en el mundo es de 13,5 gramos al día. El 50,1% son bebidas espirituosas.
La Dirección General de Tráfico fija el límite para conducir en 0,25 miligramos en aire aspirado y en 0,50 gramos de alcohol/por litro de sangre. Si se supera esta tasa, la sanción puede ir desde una multa de 500 euros, 6 puntos e incluso retirada del carné de conducir, dependiendo de la infracción.

01-consumo-alcohol-en-navidad

Durante la campaña de Navidad, la Dirección General de Tráfico trata de concienciar de que el consumo de alcohol y de drogas es una conducta de riesgo que puede tener unos efectos muy graves si se conduce. Según un estudio de la DGT, el 12% de los conductores seleccionados de forma aleatoria presentó consumo de drogas o de alcohol; 100.000 conductores dieron positivo; y un 25% de las muertes en carretera en Europa está relacionado con esta causa.

02-consumo-alcohol-en-navidad

Los jovenes empiezan sobre los 13 años
Según datos de Sanidad, el consumo de alcohol en España se inicia a los 13 años. El 75,1%, entre 14 y 18 años, ha consumido bebidas alcohólicas alguna vez en su vida.
La motivación para beber es la búsqueda de efectos psicoactivos y la sensación de evasión. Para prevenir el consumo en los jóvenes, Sanidad recomienda modificar la percepción de normalidad asociada a la bebida; fomentar los vínculos sociedad-familia-escuela, incrementar la percepción del riesgo y mejorar la comunicación.


COMENTARIOS

Plus Qué me dices!